lunes, 13 de julio de 2009

Un físico español defiende la veracidad del viaje a la Luna

Eugenio Fernandez AguilarEl profesor de Física Eugenio Fernández Aguilar ha desmontado los bulos y leyendas más difundidos sobre la falsedad de los viajes a la Luna en su libro La conspiración lunar ¡vaya timo! (Laetoli). La publicación de la obra coincide con los cuarenta años del primer paseo lunar (el del astronauta estadounidense Neil Armstrong), aniversario que tendrá lugar el 20 de este mes. "La llegada del ser humano a la Luna fue un hito histórico que debe ser celebrado con orgullo y no relegado al oscuro baúl de los misterios", ha dicho Fernández.

La conspiración lunar ¡vaya timo! describe las tesis de los principales detractores de la conquista espacial. Entre los conspiradores -que sostienen que la epopeya fue, en realidad, una simulación-, Fernández Aguilar sitúa a Bill Kaysing, David Percy y Bart Sibrel. También dedica algunos párrafos a los españoles (Santiago Camacho, Iker Jiménez y J.J. Benítez) mediante el repaso de libros, artículos y documentales.

El autor ha elaborado una selección de los cientos de propuestas de los amantes de la conspiración, de las que ha elegido sólo 50, algunas relacionadas con argumentaciones muy divulgadas como que "la bandera ondea, no hay estrellas en el cielo, sombras imposibles...". Fernández analiza cada una de estas hipótesis "con la la lupa de la ciencia y de la razón, para demostrar que carecen de sentido, que adolecen de algún tipo de error en su presentación". Su conclusión es tajante: "Ninguna de estas hipótesis llega a la categoría de evidencia, pues son falaces por una u otra razón". Cada refutación "se complementa con citas, imágenes y referencias a las fotos y vídeos oficiales de la NASA, para que cualquier lector pueda verlo en su propia casa si lo desea".

Contra las afirmaciones pseudocientíficas

Tras echar por tierra estas 50 hipótesis, el físico ofrece pruebas contundentes que respaldan la veracidad de las misiones Apollo. Entre otras, los espejos dejados en la Luna para medir con precisión la variable de la distancia desde la Tierra, los casi 400 kilos de rocas traídos a la Tierra y la posición de los soviéticos, que, pese a ser los competidores más serios de EE UU en la carrera espacial, nunca denunciaron que los viajes fuesen falsos (aunque eran los primeros interesados en demostrarlo).

A modo de anécdota, Fernández incluye testimonios de personalidades como Manuel Toharia, Félix Ares o Miguel de la Quadra Salcedo, que recuerdan cómo vivieron los primeros pasos de Armstrong en la Luna. Este libro, el décimo de la colección ¡Vaya timo!, se ajusta a la filosofía de Javier Armentia, director de Laetoli, que pretende contrarrestar las "supercherías que se repiten y venden como ciertas". "Algunas -ha dicho Armentia- llegan a alcanzar notoriedad gracias a los medios de comunicación, que nos transmiten misterios aparentemente sobrenaturales o afirmaciones pseudocientíficas sin establecer antes un mínimo criterio de veracidad".

EFE

Sé el primero en comentar

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP