domingo, 19 de julio de 2009

Veintitrés países y un proyecto privado aspiran a reanudar la exploración de la Luna

Veintitrés países y un proyecto privado aspiran a reanudar la exploración de la LunaUna nueva carrera espacial acaba de empezar. Ya no es Estados Unidos contra la Unión Soviética, el combate de cohetes entre los dos gigantes de la guerra fría, vencido por la NASA hace cuarenta años con el primer paso de Neil Armstrong en la Luna. Ahora es una competición abierta, a la que ya se han apuntado 23 países y una iniciativa privada que aspiran a reanudar la exploración lunar. Principales favoritos para enviar el próximo astronauta a la Luna: Estados Unidos y China.

"Va a ser una carrera espacial muy distinta de la de la guerra fría", predice Jordi Isern, director del Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (IEEC). Aquello fue un sprint –sólo pasaron ocho años, un mes y veinticinco días entre la decisión del presidente Kennedy de "enviar un hombre a la Luna y devolverlo sano y salvo a la Tierra" y el alunizaje de los primeros astronautas–: un sprint motivado por el patriotismo en el que lo único que importaba era llegar primero. Ahora es una carrera de fondo en la que no sólo importa llegar, sino sobre todo quedarse.

"El objetivo ahora es establecer colonias permanentes en la Luna en las que los astronautas puedan vivir durante periodos largos", explica Joan de Dalmau, director del Centre de Recerca i Tecnologia Aeroespacials (CTAE), con sede en Viladecans.

El patriotismo sigue siendo una motivación importante en los nuevos planes de exploración lunar, pero en esta segunda carrera entran en juego también otros intereses. Una base permitiría empezar a explotar los recursos del satélite. China no oculta su interés por explotar el helio 3, un isótopo raro en la Tierra pero abundante en la superficie lunar, que podría emplearse como combustible nuclear. Las misiones de la larga duración en la Luna también permitirían investigar la adaptación de los astronautas a otros mundos para emprender más adelante el viaje a Marte, una idea en la que Estados Unidos trabaja desde el 2004.

Construir telescopios en la cara oculta de la Luna, donde la falta de una atmósfera como la terrestre permitiría observaciones de gran calidad, tendría asimismo un gran interés para el estudio del universo. "Es el lugar ideal para construir grandes instrumentos de observación astronómica", señala Jordi Isern.

A todo ello se añade "la curiosidad humana por aprender, por ir a explorar qué hay en otros lugares y cuáles son nuestros límites", declara Joan de Dalmau. "Esta curiosidad es un motor de avance permanente. Si se hubiera frenado la curiosidad de Galileo, Newton, Planck o Einstein, no se habrían producido muchos de los avances de los que disfrutamos hoy día".

Estados Unidos es, según Isern, el país mejor situado para ganar de nuevo la carrera a la Luna. Dado que los portentosos cohetes Saturno V del programa Apollo dejaron de fabricarse en 1972 y no existe en estos momentos ningún vehículo capaz de enviar astronautas a la Luna, la NASA está desarrollando una nueva generación de cohetes en el marco del programa Constellation. Pero este programa ha empezado a sufrir retrasos y sobrecostes –un problema habitual en programas espaciales– y la Administración Obama evalúa actualmente si Constellation se recorta o modifica de algún modo.

Si no se recorta, los planes prevén enviar de nuevo astronautas a la Luna alrededor del 2020 y empezar a construir una base lunar a partir del 2025. De cumplirse este calendario, una primera misión tripulada a Marte no se plantearía antes del 2035 o 2040.

Junto a Estados Unidos se alinean los 18 estados miembros de la Agencia Espacial Europea (ESA) –entre ellos España–, que no se plantean ir solos a la Luna pero sí en el marco de un programa de cooperación internacional. Un equipo de la Universitat Autònoma de Barcelona está trabajando ya para preparar la vida en la Luna con el proyecto Melissa, que intenta crear un ecosistema cerrado como el de una base lunar. "El precursor de la base lunar está en Barcelona", destaca Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA.

Frente a la solera de la NASA y la ESA, las tres potencias espaciales emergentes de Asia –China, India y Japón– se han inscrito en la nueva carrera a la Luna. China es la que cuenta en estos momentos con un programa de vuelos tripulados más ambicioso y avanzado. Tiene además más flexibilidad que EE.UU. para aumentar las inversiones dedicadas al espacio, ya que los presupuestos no tienen el riesgo de ser rechazados por el Congreso como en Washington.

Finalmente, Rusia, que se retiró de la Luna tras la amarga derrota de 1969, se ha unido de nuevo a la carrera y ha anunciado la construcción de un nuevo cohete lo bastante potente para enviar misiones tripuladas al satélite.

Rusia y Japón ya cooperan con la NASA y con la ESA en la Estación Espacial Internacional y no se descarta que puedan unirse a los planes de una futura Base Lunar Internacional. O bien Rusia podría unirse a China, con quien ya ha cooperado en la construcción de cohetes. Más difícil parece que China y Estados Unidos vayan juntos al satélite después de los infructuosos intentos por acercar posiciones entre los sectores espaciales de ambos países. En cuanto a India, la viabilidad de sus planes de exploración lunar es todavía una incógnita.

Pero la iniciativa más novedosa es el premio Google Lunar X, dotado con 30 millones de dólares para el primer equipo que sea capaz de enviar un robot a la superficie de la Luna, conseguir que se desplace por lo menos 500 metros y transmita imágenes y datos a la Tierra. La fecha límite para hacerlo es el 31 de diciembre del 2014. "Este modelo de premio ya tuvo éxito en el pasado con la primera travesía aérea del Atlántico por Charles Lindbergh, y más recientemente con el premio Ansari X" a una nave capaz de realizar un vuelo suborbital, explica Joan de Dalmau. "Es un modelo que despierta vocaciones y aficiones y que estimula que sectores privados dediquen recursos a estos proyectos".

JOSEP CORBELLA / LAVANGUARDIA.es

Sé el primero en comentar

Google+ Followers

  ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP